Adultos mayores recibieron casa donada por empresas Martabid

aplausoUna positiva acogida tuvo el llamado solidario realizado por un matrimonio de adultos mayores de Temuco, quienes hoy tienen una nueva casa donde pasar sus últimos años, tras difundirse públicamente la precaria situación en que vivían.

Se trata de Hugo Villena y Edita Cifuentes quienes residen en el sector Pedro de Valdivia en Temuco. El se encuentra ciego y postrado, tras años de combatir la diabetes. Ella en tanto, ocupa todo su tiempo en cuidarlo, distribuyendo con dificultad sus noventa mil pesos de pensión, los cuales ni siquiera ha podido percibir en los últimos 3 meses, debido a distintos problemas burocráticos.

“Nos conmueve profundamente que una familia de Temuco esté pasándolo tan mal. Nadie merece sufrir una vida con esas carencias y negaciones, por lo que acogimos el llamado solidario y nos pusimos a trabajar en equipo, para buscar algo que pudiéramos hacer para alegrarlos y devolverles la dignidad que ellos merecen como adultos mayores y como personas de nuestra comunidad” señaló José Miguel Martabid, empresario que donó la nueva casa donde habitará ahora esta abnegada familia.

El matrimonio se mostró feliz con las llaves de su nueva casa: “Yo tengo que atenderlo, levantarlo, bañarlo, cuidarlo, darle el café, porque no puede comer solo. Y trabajo en mi casa, por eso no hallo la hora de irme. Tengo un localcito donde vendo ropa usada” señaló Edita Cifuentes, quien dedica toda su energía a cuidar de don Hugo y sus necesidades.

  “La casa estaba mala, con termitas. Hace como un año que nos dimos cuenta que estaba muy mal, cuando él empezó a estar más enfermo. Acaban de sacarle un ojito, lo operaron dos veces, está postrado, no puede hacer nada, hay que levantarlo, llevarlo, hacer todo. Hace un año quisieron cortarle una pierna, pero él se negó… Yo lo curo todos los días y tenemos que costear todo, la tela, las gasas. Por eso no podíamos arreglar la casa, de lo único que me preocupaba era de la enfermedad de él” complementó la nueva dueña de casa.

Los propios familiares y amigos que han ayudado al matrimonio, expresaron su alegría con esta generosa donación. “Lamentablemente, hay mucho adulto mayor viviendo en muy malas condiciones. Ella es hermana de mi esposa y él es nuestro concuñado. Y hemos tenido una vida muy en común desde que nos conocimos, hace unos 40 años. Creo que hoy era el momento crucial, en el que teníamos que extender la mano, por nuestras creencias, nuestra doctrina. Creemos en hacer el bien, en ayudar al prójimo, como dice la biblia. Y acá estamos, contentos con lo que se ha hecho. Agradecemos a toda la gente que ha ayudado a mi gente, a la prensa, al empresario, a la Constructora Martabid, que hizo esto” señaló Germán Israel Arias, quien uno de los más cercanos al drama de este matrimonio, ya que los acogió en su casa durante las semanas que duró la construcción de la nueva vivienda.

Casa Nueva, Vida Nueva  

La generosa donación consiste en una moderna vivienda, de la misma calidad a las que empresas Martabid ha levantado en varios lugares de Chile, la cual fue construida en el lugar por los propios trabajadores de esta inmobiliaria, con tecnología de última generación desde el punto de vista energitérmico. La estructura de pino impregnado a presión y vacío, no se pudre ni permite el ingreso de termitas; tiene ventanas de PVC, puertas metálicas prepintadas y eficiencia energética que permite ahorrar hasta un 50% de calefacción.

“La antigua casa estaba que se caía. Muy deteriorada por plagas de termitas y con ninguna aislación térmica. Pero ahora estas personas por lo menos ya tienen un techo y un casa digna donde pasar sus últimos años. Esto es lo que nosotros queremos hacer por ellos, pero también invitamos a otras personas e instituciones a colaborar y donarles sus remedios, ropa, alimentos o los enseres mínimos que necesitan para estar un poco más tranquilos” indicó José Miguel Martabid, empresario reconocido por sus múltiples donaciones de viviendas, terrenos y acciones solidarias en varios puntos de Chile.

De esta forma, se logra paliar en parte las carencias de este matrimonio de adultos mayores, que sin ingresos ni remedios, sobreviven a duras penas.  Quienes también deseen aportar, pueden hacerlo directamente a la cuenta rut de la señora Edita Cifuentes 7.445.544-1 del Bancoestado, donde toda ayuda es bienvenida.casa exterior

Sé el primero en comentar

Deja un comentario