Cinco forma de combatir la ansiedad provocada por el estrés de fin de año

El fin de año puede transformarse en un verdadero escenario de estrés y ansiedad para muchas personas y, sin darse cuenta, esta situación termina afectando no sólo de forma psicológica, sino que también física. Ello se debe a que se suelen tomar medidas incorrectas con respecto a la alimentación, eligiendo productos pocos saludables o alimentándose en forma desordenada, lo que puede terminar generando mayor estrés e incluso otros problemas de salud.

Así lo explica María Fernanda Jara, nutricionista de Daily Foods, empresa de alimentación saludable, quien profundiza en esta situación. “Es importante poder diferenciar la sensación de ansiedad con la sensación de hambre, ya que muchas veces se confunden y esto nos puede llevar a comer en exceso alimentos poco saludables causando sobrepeso y obesidad”.

Es por eso que hay que poner especial atención a la nutrición en esta época y aprender a revertir la sensación negativa a la que se expone la mayoría de las personas con alimentos capaces de influir positivamente en el estado de ánimo. Según afirma la experta, esto se puede lograr con el consumo de serotonina, un neurotransmisor producido en nuestro organismo a partir del triptófano, que actúa en el sistema nervioso central y se encarga de transmitir señales entre las neuronas y que cumple múltiples funciones en el organismo, entre ellos regular el ciclo del sueño y del apetito, pero además se relaciona con el estado de ánimo y las emociones.

Para lograrlo, las personas deben consumir productos ricos en triptófano que sólo se obtiene a través de la dieta alimentaria, ya que el organismo no es capaz de producirlo por sí mismo. Este aminoácido se puede encontrar en diversos alimentos como: pollo, huevos, pavo, pescado, lácteos, maní, tofu, soya y semillas, entre otros. Al estar presente en alimentos de origen animal y vegetal garantiza que, al tener una alimentación balanceada y variada, su obtención obtener en cantidades suficientes para la generación de serotonina y otras sustancias.

En esta línea, Daily Foods, empresa de alimentación saludable, entrega recomendaciones para bajar los niveles de estrés y ansiedad a través de la alimentación y otros buenos hábitos:

Evitar tomar café en exceso. La cafeína actúa como estimulante pero cuando se toma más de la cuenta puede causar malestares estomacales, temblores y latidos cardiacos irregulares. Lo ideal es no consumir más de 3 tazas de esta bebida al día.

Evitar consumir alimentos altos en azúcar. Se dice que el azúcar da energía, pero ésta se puede conseguir de fuentes de mejor calidad como son los carbohidratos complejos (legumbres, cereales integrales) que son ricos en fibra y dan sensación de saciedad por lo que ayudan a evitar comer a deshoras.

No saltarse comidas. El hecho de no tomar desayuno, por ejemplo, puede afectar directamente en la concentración y productividad, lo que puede llevar a una mayor ansiedad durante el día. Es importante respetar los horarios de comidas, así también se evitará comer “cualquier cosa” cuando se tiene hambre.

Hidratarse. En situaciones de estrés es probable que se olvide tomar líquidos a lo largo de la jornada. La deshidratación se puede manifestar con dolores de cabeza y otros síntomas que pueden agravar aún más la sensación de ansiedad.

Hacer actividad física regularmente. El ejercitarse estimula la producción de endorfinas, un neurotransmisor que actúa a nivel del sistema nervioso produciendo sensación de bienestar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario