Escuela Epu Klei: El dinero no lo es todo

Kindergarten classroom in Epu KleiPor Daria Pizzuto, investigadora y docente estadounidense.

En Chile, las escuelas privadas tienen toda la atención. Los padres tratan de colocar a sus hijos en una escuela privada. Las escuelas privadas pueden implementar distintas actividades como consideren oportuno. Las escuelas privadas tienen fondos. Los profesores buscan trabajo en escuelas privadas, ya que tienen salarios más altos. Las escuelas privadas emplean a maestros de calidad superior.

Las escuelas públicas de Chile son un completo opuesto. Su lucha. Son pobres. Sirven a los grupos subatendidos. Carecen de fondos. Tienden a tener docentes de calidad inferior.

Durante mi tiempo en Chile, he visitado un total de 10 escuelas (por ahora). Como todo en la vida, siempre hay cosas que son grandes, y las cosas que necesitan trabajo. Y luego vino la Escuela Epu Klei en una pequeña aldea de Lican Ray.

Lo que me fascinó sobre la Escuela Epu Klei en Lican Ray fue lo siguiente:

  • Las aulas eran hermosas y bien decoradas creativamente.
  • Los maestros se preocupaba por sus alumnos.
  • Los docentes toman con orgullo lo que hacen.
  • Maestros y fueron mucho más allá para crear el entorno de aprendizaje propicio para el aprendizaje.
  • La escuela estaba limpia y organizada.
  • El trabajo de los estudiantes estaba en todas partes.
  • Tanto los maestros y la administración eran muy acogedores.

En seguida me saltó a una conclusión: “Esta es una escuela privada.”

Para mi gran sorpresa, era una escuela pública y me quedé anonadada. En Chile, las escuelas privadas tienen fondos para invertir en sus estudiantes, personal e iniciativas. Los padres pagan la matrícula, y escuelas utilizan estos dineros para el aprendizaje, evaluación y otras cosas. Las escuelas privadas se ven y se sienten “privadas”.

En las escuelas públicas, la situación es diferente: con frecuencia tienen dificultades tratando de encontrar dinero para suministros, materiales, y así sucesivamente.

La escuela Epu Klei en Lican Ray era una pequeña escuela que gestionan fácilmente con los fondos que había y estaba haciendo un gran trabajo. Creatividad, esfuerzo profesional, y la motivación de sus profesores era evidente.

Estados Unidos gasta más dinero por alumno que cualquier otro país (excepto Luxemburgo) aún hay escuelas que todavía carecen de formación de personal docente y el rendimiento de los estudiantes, aspecto sucio, y la falta de creatividad.

Chile tiene escuelas privadas que pueden hacer lo que quieran con los recursos de que disponen. De hecho, durante esta pasantía he visitado escuelas privadas en Chile situado en zonas ricas y no han visto lo que he visto en la pequeña Escuela Epu Klei. Además, algunas escuelas privadas eran un completo opuesto – recogieron la matrícula pero el colegio miraba y sentía público.

La escuela Epu Klei me demostró que el dinero no lo más importante. Con esfuerzo mutuo, un liderazgo fuerte, y esfuerzo y creatividad de sus docentes, cualquier colegio puede ser transformado en un lugar donde los docentes aman su trabajo y a los estudiantes les encanta aprender.

Sobre la autora

Es profesora de español en los Estados Unidos y enseña a alumnos de 10 a 13 años de edad. Está becada por Fulbright para hacer una pasantía en Chile por 5 meses.

En su esencia, su investigación tiene que ver con la enseñanza del español como lengua extranjera, a través de literatura infantil chilena. Entre sus actividades programadas están las visitas a centros de enseñanza primaria y media para poder interactuar con algunos de los profesores de lengua, literatura y/o escritura para ver estrategias de enseñanza y conocer su trabajo en terreno. Ya ha visitado 10 colegios (tanto públicos como privados). 

(Traducido por la autora. Texto original: http://www.dariapizzuto.com/fulbright-in-chile-adventure/epu-klei )

Sé el primero en comentar

Deja un comentario