Una de cada tres empresas no tiene políticas de diversidad que incorporen a empleados LGBT

En el estudio participaron empresas de 14 industrias provenientes de 50 países, entre ellos Chile.

En el caso de Chile, 39% de las empresas encuestadas ha adoptado una política separada para los empleados LGBT.

Si bien muchas organizaciones a nivel global tienen políticas de diversidad e inclusión amplias, poco más de la mitad ha adaptado estas políticas para incluir específicamente a Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), según un estudio Mercer sobre beneficios para este grupo de personas.

El sondeo arrojó además que un 33% de las organizaciones no cuenta con un programa designado para empleados LGBT dentro de su política de diversidad e inclusión, y que el 20% se apoya en otras políticas corporativas para tomar en cuenta a las personas LGBT.

La consultora internacional de Recursos Humanos realizó este estudio con el propósito de ofrecer a los profesionales del área de personas y gerentes de negocios, información sobre cómo las compañías están abordando las necesidades relacionadas con los beneficios de sus empleados LGBT. El sondeo incluye las respuestas de empresas de 14 industrias provenientes de 50 países entre los que se cuenta Chile. Los datos fueron recolectados a través de la “Encuesta de Beneficios LGBT 2016” realizada en noviembre.

De acuerdo al estudio, la mayoría de las organizaciones que ha adoptado una política separada para los empleados LGBT (28%) lo ha hecho como una política global para todas las geografías. En el caso de Chile, esa es la situación del 39% de las empresas encuestadas.

Aquellas empresas percibidas como inclusivas y diversas son las que lograrán atraer y retener al mejor talento, pues ofrecen una propuesta de valor diferenciadora, que genera un ambiente de trabajo agradable, solidario y productivo“, asevera Agustina Bellido, Líder de Productos de Mercer Chile.

En un clima donde el escrutinio público del comportamiento corporativo está en aumento, las organizaciones no pueden ignorar su política global de LGBT y cómo se articula de manera consistente“, agrega.

Acceso a beneficios

En un intento de ofrecer cobertura de beneficios a todos los empleados por igual, las organizaciones a nivel global han reconsiderado el contenido de sus programas de beneficios de salud y riqueza para garantizar que las parejas LGBT tengan derecho a los mismos que tienen las parejas heterosexuales. En muchos casos, esto incluye la modificación de programas para reconocer parejas del mismo sexo en lugares donde las uniones civiles no están permitidas. Los resultados de la encuesta de Mercer reflejan esta tendencia, ya que el 81% de las compañías en todo el mundo ofrecen los mismos beneficios de seguro de vida, salud y jubilación a las parejas LGBT.

Las tendencias relacionadas al LGTB vienen a reafirmar la alta diversidad que encontramos en la actualidad dentro de las empresas. Por ello, debemos trabajar en transitar desde los beneficios tradicionales a beneficios flexibles, que permitan adaptar las compensaciones de las compañías a la diversidad de intereses que hoy conviven en ellas“, afirma Miguel Gumucio, Director de Clientes del área Employees Health & Benefits Mercer Chile.

Las razones por las cuales hay organizaciones que no ofrecen los mismos beneficios a los empleados LGBT varían. La mitad de ellas señaló que se encuentran limitadas por leyes nacionales, mientras que un tercio informó que se debe a prejuicios culturales y sociales o a la falta de capacidad para poder implementar dicho plan de beneficios.

Planificación y cuidado familiar

La planificación y el cuidado familiar constituyen un componente fundamental del programa de beneficios de salud de una compañía, aunque los empleados LGBT tradicionalmente han sido excluidos de las políticas de planificación familiar debido al rígido contenido de estas, que estipulan que los empleados deben estar legalmente casados ​​para poder recibirlos lo que deja al margen de ellos a las parejas del mismo sexo o a los empleados LGBT que no pueden casarse en su país de origen.

No obstante, el estudio Mercer demuestra que la mitad de las organizaciones en todo el mundo ofrece beneficios para ayudar a los empleados LGBT a planificar y cuidar una familia, ya sea mediante tratamiento de fertilidad, vientre de alquiler, adopción o licencia de maternidad/paternidad.

“Chile, con un 48%, está casi en el promedio mundial. Sin embargo, el que un 13% manifieste que no contempla  este beneficio por razones culturales y/o prejuicios, parece ser una cifra muy alta si lo comparamos con países como Canadá  o Dinamarca, donde ese argumento  es igual al 0 por ciento”, explicó Agustina Bellido respecto de este último punto.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario