Conoce cómo los emprendedores reconocidos hicieron su primer millón: ¡Tu también puedes lograrlo!

El primer millón de dólares está ahí, esperándote. Casi puedes saborearlo. Pero necesitas construir un puente para acceder a ese tipo de dinero, y ese puente es tu negocio. Pero para conseguirlo debes tener paciencia, disciplina y convertirte en el mejor de tu sector.

Los empresarios experimentados están de acuerdo en que su primer millón fue el más difícil. Tal vez sea el cambio de mentalidad, la curva de aprendizaje o quizás la relativa facilidad con la que el dinero se propaga una vez que se establece.

Una de las mejores maneras de multiplicar el dinero, son sin duda las inversiones financieras realizadas en forma profesional y concienzudamente. Para los que recién comienzan en la compra-venta de acciones, pueden utilizar soluciones como Financikatrade.

Su ventaja es que – sin tener que contratar a un broker experto – puedes en un solo lugar aprender, recibir consejos, y estar al tanto de las últimas noticias del mercado financiero. Si te sientes intimidado antes de comenzar, siempre es bueno conocer experiencias de otras personas que interactuaron con Financika.

Lo cierto es que si eres un emprendedor en busca de consolidarse en el mercado, estos consejos te serán de gran utilidad para tu negocio.

1. Superar a todos los demás.

Mark Cuban (empresario, inversionista y dueño de los Mavericks de Dallas de la NBA.) explica en sus conferencias que las personas no solo fallan por falta de inteligencia, sino que también fallan por falta de ética laboral. Mark sostiene que él ve el negocio como si las personas estuvieran trabajando las 24 horas del día para quitarle participación de mercado.

Eso lo motiva a trabajar más duro, aprender y superar a sus competidores. «Si entras en un entorno competitivo y todavía saben más sobre el negocio que tú y más sobre tus clientes, vas a perder», aseguró.

Cuban cuenta habitualmente sobre su inicio temprano, cuando vivía con cinco compañeros de cuarto en un pequeño departamento mientras trabajaba para construir la empresa de tecnología MicroSolutions. Investigó incansablemente la industria y engulló cualquier noticia sobre tendencias y desarrollos. Ahora es un multimillonario conocido por ser jurado en “Shark Tank”, y dueño de los Dallas Mavericks de la NBA, más allá de sus empresas.

Cuban atribuye su éxito a su esfuerzo, más que a cualquiera de sus conexiones o dinero.

2. Elija a su gente de manera activa, no pasiva.

Personas de todo el mundo afirman que: “Tu red es tu patrimonio neto”. Pero hay una diferencia entre simplemente usar esa premisa como un eslogan y realmente vivirlo. Así lo explicó Ian Balina (experto e influencer de criptomonedas) . «No puedes hacerlo solo. Cualquiera que tú seas, estarás siempre trabajando con otros, ya sean socios, clientes, inversionistas o incluso amigos solidarios».

Balina insta a los empresarios a elegir a estas personas sabiamente en lugar de pasivamente. Él sabe de lo que está hablando ya que Balina comenzó como analista de datos en IBM, pero se abrió camino hacia la libertad financiera como emprendedor, autor, inversor criptográfico y fundador de 100x Advisors.

Al respecto, hay una razón por la que Harvard produce más multimillonarios que cualquier otra escuela, y esa razón es porque las personas están rodeadas de una comunidad de triunfadores, que impulsan sus propios estándares.

3. Concéntrate en sus puntos fuertes

No hay un líder a quien no se le haya dicho que siga su pasión. Y eso es una locura, explica Scott Galloway. Galloway es un emprendedor que vendió L2, Inc. por más de $ 130 millones y enseña en la Universidad de Nueva York.

Para él las personas deberían centrarse principalmente en lo que son buenos. Donde residen los talentos naturales de un emprendedor es donde seguramente podrán encontrar una veta de negocio explotable que será exitosa.

Eso no quiere decir que una persona no deba apasionarse por su negocio, sino que no serviría de nada seguir una pasión si no se tiene habilidad y talento para ello. Lo mejor es encontrar aquellas virtudes y relacionarlas con las verdaderas pasiones para encontrar una fórmula de negocio rentable y sólida.

Deja un comentario