Mujeres en la toma de decisiones

Marco Berdichevsky, Vicepresidente de Recursos Humanos Finning SudaméricaMarco Berdichevsky, Vicepresidente de Recursos Humanos de Finning Sudamérica.

Según el estudio del Instituto de Investigación en Ciencias Sociales de la Universidad Diego Portales (ICSO-UDP) del año 2013 la inclusión de mujeres en puestos directivos es una gran deuda de nuestra sociedad

La investigación que contabilizó 5.106 puestos de toma de decisión –tanto en el ámbito público como en el privado- concluyó que sólo un 21,7% de ellos era ocupado por mujeres.

Esta situación que fue cuestionada y criticada dada la escasa participación femenina no se compara en ningún caso con lo que ocurre en el ámbito de la industria minera nacional, donde apenas un 2% de las mujeres alcanzan cargos directivos.

También en los gremios empresariales nacionales se advierte una casi nula incorporación de la mujer, razón por la que en estos últimos años han comenzado a agruparse y crear instancias de promoción de sus derechos y apoyo de iniciativas, emprendimientos y gestión en el mundo laboral. Así surgieron Comunidad Mujer, Mujeres Empresarias, Mujeres Emprendedoras, Fundación Chile Mujeres, por nombrar solamente algunas de estas instituciones.

De la misma manera en los distintos sectores económicos, tanto a nivel nacional como mundial, han surgido organizaciones que las agrupan y permiten aunar esfuerzos para lograr una inserción plena en el mundo del trabajo. En el caso de la minería, por ejemplo, destaca Women in Mining (WIM) que nació en 2014 como respuesta a la necesidad de incorporar más mujeres a esta industria y que cuenta con una rama chilena, presidida por Claudia Monreal.

El tema no ha dejado indiferente a Finning, que tanto a nivel nacional como internacional, desde hace ya un buen tiempo viene trabajando en el tema.

Fue así como en el mes de agosto recién pasado firmó un importante convenio con Comunidad Mujer, ONG líder en la discusión y estudio de temas de género, que contempla el desarrollo de un programa para fomentar la participación de mujeres en las disciplinas STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) e incidir en sus decisiones vocacionales a fin de contribuir en avanzar en temas de diversidad e inclusión, permitiendo a las jóvenes estudiantes optar por carreras que históricamente sólo han estado disponibles para los hombres.

Ese mismo mes el equipo regional de Women in Mining (WIM), representado por Jenny Rojas de Minera Escondida, sesionó en las instalaciones de la sede Antofagasta de Finning Instrucción Técnica, encuentro que reunió a cerca de 20 mujeres de la industria minera y empresas proveedoras del sector.

En Gran Bretaña, por su parte, Finning ha tenido un rol muy activo en la promoción femenina patrocinando a “Women’s Engineering Society” como parte de su  compromiso con los futuros ingenieros, y especialmente con las mujeres que buscan entrar en la industria,iniciativa  en la que trabaja activamente Julie Ayres, Asesora de Talentos en Finning del Reino Unido e Irlanda.

No menos importante es para la empresa contar en su Directorio desde 2007 con Kathleen M. O’Neill, elegida como una de las 100 mujeres líderes de Canadá en los años 2014 y 2015 quien con convicción afirma: “Son los directores quienes tienen la responsabilidad de asegurarse de que la diversidad esté en la agenda para el liderazgo y los puestos del consejo”.

Es que la diversidad es importante y muy valiosa, así lo demostró “The Bottom Line: Corporate Performance And Women’s Representation On Boards” un estudio a nivel mundial (Joy, Carter, Wagener and Narahyanan, 2007) que concluyó que las empresas que cuentan con más mujeres en los directorios logran un 42% más en sus retornos de ventas y un 6% más e sus retornos sobre la inversión. Esto, señala la misma investigación, obedece más que a un tema de género al hecho de que la contribución combinada de personas con diferentes habilidades y perspectivas, permite tener una visión más global y amplia los retos y desafíos de una empresa.

En la actualidad más de la mitad del talento se desaprovecha por no dar igualdad de oportunidades, un hecho que debe hacer reflexionar a quienes aún se muestran reacios a la incorporación de la mujer a todos los ámbitos del mundo laboral, pues esta conducta resta competitividad, innovación y creatividad a las empresas….sin duda para pensarlo mejor.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario